Desigualdad, acceso y privatización de la educación.

Qué derecho esta defendiendo Larreta ¿la educación cómo empresa o la educación como derecho fundamental?

El macrismo machacó la contrareforma educativa que había proyectado Videla y ejecutó Menem. La llamada descentralización resultó en la feudalización de la educación por jurisdicción para facilitar la privatización de la educación por doble vía: el avance de las empresas educativas y el rol de las llamadas fundaciones que viabilizan la dominación imperial sobre el proceso.



Así como Rapanelli fue el hombre de Bunge y Born en el gobierno de Menem, la Directora General de Educación de Gestión Privada del Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Constanza Ortiz fue antes Coordinadora del área de Educación de la Fundación Bunge y Born.



La sedición educativa que hoy protagonizan Larreta, su ministerio de educación y la Corporación de Colegios Privados tiene varios objetivos a los que conviene prestar atención para enfrentarlos: “probar” la decisión de Fernandez en defender sus decisiones (como antes con la vacuna, con la retención agraria, con Vicentín, etc etc); afirmar el dominio de las fundaciones (es decir las Corporaciones norteamericanas o sea el Imperialismo al que algunos ni siquiera nombran) sobre la educación como por década estuvo bajo el control omnímodo de la Iglesia.



Defender la vida en estas circunstancias requiere de un plan de acción integral donde vacunar, dar respaldo económico a los cuidados se debe articular con recuperar el carácter público, gratuito, laico, democrático y de calidad por la que hemos luchado toda la vida para la educación argentina.


Somos la Liga, defendemos el derecho a la educación del pueblo contra los mercaderes de la pluma y la palabra.

* Datos para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


142 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo