Editorial 11/04

Esta semana los compañeros Amado Boudou y Luis D'Elía fueron confinados a sus domicilios. En las condiciones de la Argentina eso equivale casi a la libertad. La derecha ha reaccionado airada y una vez más una parte del movimiento popular se ha quedado mudo. Creemos que tras la discusión de la libertad de Amado y de Luis, tras la lucha por la libertad de lxs presos se esconde un debate fundamental: ¿Cómo se consiguen los derechos? ¿Confiando en la ley, pensando que la sola inscripción de un derecho en la Constitución equivale a su conquista u organizando la lucha? Desde el principio del macrismo esta discusión se hizo bastante efectiva, bastante transparente sobre la cuestión de lxs presxs. Algunxs nos propusieron confiar en la Comisión Interamericana de DDHH, confiar en la Corte Suprema, confiar en los jueces y en la aplicación recta de las leyes de la Argentina. Es más: en enero de este año los organismos de derechos humanos presentaron un pedido formal al Presidente de la Nación de libertad para lxs presxs políticxs, y el Presidente respondió públicamente que él consideraba que no existen lxs presxs políticxs en la Argentina. Un debate fenomenal se desplegó en Argentina. Pasaron los días y el 24 de marzo los organismos de derechos humanos tuvieron que volver a decir con voz alta en su consigna principal del 24 de marzo LIBERTAD A LAS Y LOS PRESOS POLÍTICOS. Sin embargo el poder judicial, el sistema judicial siguió impacible observándo que lxs presxs políticxs comenzaban la cuarentena en las condiciones más difíciles de la Argentina que es la de todas las personas privadas de su libertad, en lugares de encierro. La Argentina que vendrá después de la cuarentena ¿será una Argentina ética con respecto a la salud pública, con respecto a los derechos? ¿Por qué tanta ilusión en que el mundo cambiará por sí mismo? Una vez más aparece la idea de que hay una especie de "justicia divina" que se abrirá paso entre los hombres por simple automatismo o por el deseo de algunas y algunos. Hemos pensado siempre otra cosa. Hemos creído que los derechos se conquistan, que lxs presxs se liberan, que las libertades se logran con la lucha organizada. Y estamos convencidxs de que la Argentina que vendrá después de la cuarentena, después de la pandemia será la Argentina que conquistemos en estos días con nuestra lucha. No en los días que vendrán después de la pandemia. En estos día hay que luchar, hay que organizarse, hay que reclamar como nosotrxs hemos reclamado la libertad de todxs lxs presxs políticos y conseguimos al menos la domiciliaria para algunos de ellos. No es que idealizamos la situación pero creemos que la discusión se debe hacer realmente cotejando las palabras con los hechos y los hechos han demostrado que los derechos se conquistan con la lucha organizada. Hace más de 82 años que fundamos esta organización para luchar por la libertad de las y los presos políticos de entonces, para luchar por todos los derechos para todxs, y ahora en este siglo y en este año, en estos días de pandemia creemos que esta Liga Argentina por los Derechos Humanos sigue siendo una herramienta válida a la cual te proponemos fortalecer, hacerla tuya y protagonizar. Este programa de radio es parte de ese esfuerzo.

0 vistas

+541143713939

©2019 by Liga Argentina por los Derechos Humanos. Proudly created with Wix.com