Luis D'Elía sin domiciliaria y en grave estado de salud

A Luis D’Elía le niegan la prisión domiciliaria a pesar de su grave estado de salud Le negaron la prisión domiciliaria a Luis D'Elía. La jueza Sabrina Namer, a cargo del Tribunal Oral Criminal Federal nº 6, resolvió rechazar el pedido de los abogados del dirigente a pesar de su delicado estado de salud.

Este viernes se conoció el fallo contra el derecho de la prisión domiciliaria deLuis D’Elia. La jueza Namer justificó su sentencia argumentando que “si bien D’Elía presenta diversas dolencias de entidad, todas se encuentran debidamente tratadas por los médicos del centro penitenciario donde está alojado.”

Pero esto es falso. En efecto el día de ayer el Juez Federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, hizo lugar a una acción de hábeas corpus reconociendo que por la falta de seguridad en la entrega de la medicación por parte del Servicio Penitenciario Federal se estaba poniendo “en peligro de esta manera su derecho a la salud y a la vida, ello en tanto dicha medicación resulta imprescindible para tratar el cuadro de gravedad cardiovascular que presenta, como así también su diabetes, aumentando notablemente las posibilidades de sufrir una muerte súbita en caso de interrumpir el tratamiento.”

Es por esto que la resolución de la Jueza Namer constituye una nueva arbitrariedad en el marco del proceso judicial que llevó a D’Elía a estar detenido en el penal de Ezeiza desde el 25 de febrero de 2019 por haber participado de una protesta en una comisaría del barrio de La Boca exigiendo justicia y la inmediata detención del asesino del militante de la organización Los Pibes del barrio de La Boca, Martín “Oso” Cisneros. El asesino, Juan Carlos Duarte, contaba con el amparo de los miembros de la Comisaría N° 24 de La Boca y es por eso que la protesta se concentro en esa dependencia policial.

Por esos hechos, ocurrido en el año 2003, Luis D’Elía fue condenado a 3 años y 9 meses de prisión acusado de instigación a cometer delitos. Paradójicamente, el asesino de Cisneros ya se encuentra en libertad.

Como D’Elía tiene un estado de salud muy deteriorado, sufre de una enfermedad coronaria por la que fue intervenido quirúrgicamente y es un paciente diabético insulinodependiente sus abogados solicitaron que se le otorgara la prisión domiciliaria que hoy fue rechazada.

La semana pasada la legisladora del FIT Myriam Bregma impulsó un proyecto de declaración en la Legislatura Porteña manifestando la preocupación por la detención y estado de salud de D´Elía. Ese proyecto contó con el acompañamiento de Alejandrina Barry, Gabriel Solano (también del FIT) y de Victoria Montenegro y Ofelia Fernández del Frente de Todos. Ese proyecto denunció la gravedad del caso y que el mismo “excede incluso el caso individual, por constituir un gravísimo precedente de una detención política originada en una protesta social”.

El rechazo del pedido de prisión domiciliaria a alguien que está preso por una protesta social se choca con las sentencias de ese mismo Poder Judicial que otorga permanentemente prisiones domiciliarias a los genocidas argentinos que luego son descubiertos paseando por las calles o pasando el rato en bares como se conoció la semana pasada. El caso quedó expuesto a raíz de la denuncia de una trabajadora gastronómica que tratando de contactar a un “cliente” que había olvidado su documento en el restaurante donde trabajaba descubrió que se trataba de un genocida al que la justicia sí le había otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria.

+541122501930

©2019 by Liga Argentina por los Derechos Humanos. Proudly created with Wix.com