PRESXS POLÍTICXS

La Liga Argentina por los Derechos Humanos fue fundada en el año 1937. Su primera tarea fue asistir a los  miles de presos políticos que había en nuestro país desde el golpe del 30 y las dictaduras que le siguieron. Condenamos la persecución política y censura, defendemos a los presos políticos desde la premisa del derecho a libre expresión que incluye también las manifestaciones sociales callejeras. En democracia es más importante que nunca: los tratados de derechos humanos y la Constitución Argentina están de nuestro lado, pero los derechos son derechos sólo si se los ejerce.

Ejercemos la solidaridad de diversas maneras. Desde el clásico “paquete liguista” con papeles, lápices, libros y otros objetos  hasta la defensa judicial con nuestros abogados. Somos militantes y entendemos que a los reclamos ante autoridades nacionales y mundiales deben ser acompañados e impulsados organizando actos, propaganda para difundir los casos, solicitadas en diarios, etc. Somos humanistas, por eso jamás descuidamos al entorno que rodea a un preso político asesorando a sus familiares, impulsándolas para que se organicen de forma solidaria con otras familias de presos, generando las ayudas para que puedan viajar a verlos, etc.

LOS MÍOS, LOS TUYOS, LOS NUESTROS

Desde esos largos años, hemos atendido a los presos de diversos partidos y organizaciones políticas del campo popular, así como a dirigentes y militantes obreros, estudiantiles, vecinales, detenidos en manifestaciones, piqueteros, etc respetando siempre sus ideas, organizaciones y métodos de lucha que hayan adoptado.

Una importante forma de solidaridad es la visita que como institución hacemos a las cárceles. Efectivamente, desde hace 30 años todas las semanas va un delegación de la Liga y nuestras listas están abiertas a quienes deseen verlos y llevarles el abrazo de solidaridad que tanto necesitan y aprecian. El encierro pretende callar sus voces, domesticar sus acciones y en definitiva aplacar el movimiento social que reclama por vida digna para todos y todas. Para la Liga estas visitas son verdaderas escuelas de formación política y humanitaria.

Gracias a la expresión de grandes sectores de la población argentina en las urnas, hemos concluido los 4 años de gobierno de Macri, Cambiemos y los grandes empresarios representantes locales del interés trasnacional. El saldo es altamente negativo, como ya hemos analizado durante cantidad innumerable de notas de opinión. Pero, ¿fue todo mérito del "mejor equipo de los últimos 50 años"? La respuesta es simple, pero el desarrollo complejo. Sin entrar en una crítica -necesaria y profunda- de la República, la Democracia en América Latina y las instituciones, nos limitaremos a afirmar que hace ya más de 15 años se vienen dando señales sobre el rol del Poder Judicial y la actualización de las herramientas de dominación, educación y control social en todo el mundo.

 

El macrismo a través del aparato judicial clasista que maneja, ha puesto presos a luchadores populares y opositores políticos. Desde la Liga, conjuntamente con el Foro por la Democracia y la Libertad estamos reclamando por esas violaciones, alzando la voz por su libertad y haciendo todas las gestiones a nuestro alcance.

No queremos soluciones mágicas, reclamamos JUSTICIA.

Nos urge una REFORMA DEL PODER JUDICIAL, acorde a un proyecto de país soberano, humanitario y plural.

CON PRESOS Y PRESAS POLÍTICAS NO HAY DEMOCRACIA

AVISO IMPORTANTE: Por la cuarentena social obligatoria las visitas están suspendidas hasta nuevo aviso. Reanudaremos las inscripciones cuando sea sanitariamente viable.

+541143713939

©2019 by Liga Argentina por los Derechos Humanos. Proudly created with Wix.com

Festival en el Teatro Roma en julio